LAUSD Snooker OR Sustainable Public Education (LAUSD Snooker O Educación Pública Sostenible)

Snooker.jpeg
(en español después) If you have ever watched a professional snooker tournament, you come to a realization about those who are best at the game know how to play shape. While they are capable of making the impressive difficult shot, they only do so when a prior miscalculation has left them in a an impossible position. No great pool player would ever put themselves in a position where they had to make a difficult shot every time. They play shape, so that they can make it look relatively easy as they rack up points and victory.

In public education our formidable opponent is ignorance and it behooves us to also play shape, so that we can best use our limited resources in a manner that gets the best return on our investment. Sadly, what we have done up until now is set up a system of public education that makes it even more difficult, if not impossible, for educators to achieve success as the rule and not the exception. The hostile school work environment and apathy that infects all levels of public school function plays all of us that are involved against each other.

Instead of seeing how we can work together in coordinating our skills to pragmatically address our students needs and our own, we have created a system where neither the student nor the educator is getting what they need. In this unsustainable stress-filled environment with an incredibly high and unappreciated expensive burnout rate. We have come to view each other as enemies, instead of the colleagues we need to succeed, while leaving enough left of ourselves to have a serene life out of teaching from which we could draw the strength necessary to do what we need to do as educators. In brief, we are all running on empty.

Nobody is having a good time in public education and worst of all in talking with educators one constantly hears that teachers and administrators don't even see that having a good time is possibility - "What are you crazy?" When I say good time, I do not wish to imply that good teaching and administration in a public school system will ever be easy, but like in other difficult professions there should be at least a belief that satisfaction for a job well done is within the realm of that which is possible.

What is most irrational about the longstanding predicament we find ourselves in with public education where the clear majority of administrators, teachers, and students are not being asked to do a sustainable job given the reality they face. Rather, they simply go through the motions while sustaining an unacceptable level of physical and mental stress. We could rather easily turn it around if we didn't have such a strong aversion to change fed by our fears that we would somehow be worse off if we tried to fix a public education system that is coming up short for everyone involved. Is worse off really a possibility?

The key to accomplishing a public education reform that works for everyone is to stop structuring it as a constantly changing reaction and accommodation to the latest dysfunction. Some of the following ideas should hopefully give you an idea of what I mean. I would also ask you to think of your own assessment of what is wrong and ask yourself whether it too comes from structuring public education as a response to dysfunction instead of the straight shot no nonsense approach that addresses problems in a timely manner before they are allowed to create chaos:

1. A hostile top/down LAUSD administration comes from the fact that most people get into administration as the exclusive upward mobility for teachers, which tends to put them in an adversarial relationship with people whose cooperation they need, but are perceived as having abandon. Have you ever noticed that when you ask an administrator to do something they always figure out a way to make work for you? So most teachers don't ask.
2. Ex-teacher administrators do not have the business and legal skills in addition to their educational skills to effectively run a multi-million dollar business in an efficient manner.
3. The driving engine of public education is the Average Daily Attendance money from the state that pays the bills. The exclusive measure of whether the state pays is physical presence and not whether the student behaves or ever gets educated. This creates a wedge between teachers who have to try and teach students who are more often than not years behind grade level and disruptive of classes that they find humiliating, because their low skill level makes them objectively incapable of being engaged - something your administrator doesn't want to know anything about, "What's the matter, can't you control your class?" No, can you? The best an administrator will do is send you to a classroom management seminar where they will tell you that it is the failure of administration to insure discipline that make a teacher's job impossible.

Now it's your turn. Post a factor of present public education that accommodates to dysfunction or tell me why you disagree with my analysis.


Si alguna vez has visto un torneo de billar profesional, se llega a una realización de aquellos que son los mejores en el juego sabe jugar de forma. Si bien son capaces de hacer el tiro difícil impresionante, que sólo lo hacen cuando un error de cálculo antes les ha dejado en una posición de un imposible. Ningún jugador de billar grandes alguna vez se ponen en una posición en la que tuvo que hacer un tiro difícil cada vez. Juegan forma, para que puedan hacer que se vea relativamente fácil, ya que acumular puntos y la victoria.


En la educación pública de nuestro oponente formidable es la ignorancia y nos corresponde a jugar también la forma, de modo que pueden utilizar mejor nuestros recursos limitados de una manera que tenga el mejor rendimiento de nuestra inversión. Lamentablemente, lo que hemos hecho hasta ahora es establecer un sistema de educación pública que hace aún más difícil, si no imposible, para los educadores para lograr el éxito como la regla y no la excepción. El ambiente escolar hostil en el trabajo y la apatía que infecta a todos los niveles de actividad de la escuela pública juega todos los que están implicados unos contra otros.

En lugar de ver cómo podemos trabajar juntos en la coordinación de nuestras habilidades para abordar pragmáticamente las necesidades de nuestros estudiantes y nuestro propio sistema, hemos creado una que ni el estudiante ni el educador es conseguir lo que necesitan. En este ambiente lleno de tensión insostenible con una tasa de desgaste muy alta y poco apreciado caro. Hemos venido a ver unos a otros como enemigos, en lugar de los colegas que necesitan para tener éxito, dejando al mismo tiempo lo suficientemente a la izquierda de nosotros mismos para tener una vida fuera sereno de la enseñanza de la que podríamos llamar la fuerza necesaria para hacer lo que tenemos que hacer como educadores . En resumen, todos estamos en ninguna parte.

Nadie está teniendo un buen momento en la educación pública y en el peor de todos al hablar con los educadores una escucha constantemente que los maestros y los administradores ni siquiera ver que tener un buen momento es la posibilidad - "¿Qué estás loco" Cuando me dicen que el tiempo bueno, no quiero dar a entender que la buena enseñanza y la administración en un sistema escolar público cada vez va a ser fácil, pero al igual que en otras profesiones difícil debe haber por lo menos la creencia de que la satisfacción por un trabajo bien hecho está dentro de la ámbito de lo que es posible.

¿Qué es el más irracional de la situación desde hace mucho tiempo nos encontramos con la educación pública, donde la gran mayoría de los administradores, maestros y estudiantes no se les pide que hagan un trabajo sostenible dada la realidad que enfrentan. Por el contrario, sólo tiene que ir a través de los movimientos al mismo tiempo mantener un nivel inaceptable de estrés físico y mental. Podríamos muy fácilmente darle la vuelta si no tienen una fuerte aversión al cambio alimentada por los temores que de alguna manera sería peor si tratamos de fijar un sistema de educación pública que se acerca a corto para todos los involucrados. ¿Es peor en realidad una posibilidad?

La clave para llevar a cabo una reforma de la educación pública que funciona para todos es dejar de estructuración como una reacción en constante cambio y el alojamiento a la última disfunción. Algunas de las ideas siguientes esperemos que le dará una idea de lo que quiero decir. También quiero pedirle que piense en su propia evaluación de lo que está mal y se pregunta si también viene de la estructuración de la educación pública como una respuesta a una disfunción en lugar de la inyección directa no existe un enfoque absurdo que se ocupa de los problemas de manera oportuna antes de que puedan para crear el caos:

1. Un alto hostiles / abajo administración del LAUSD provienen del hecho de que la mayoría de la gente en la administración como la movilidad hacia arriba en exclusiva para los profesores, que tiende a ponerlos en una relación de confrontación con la gente cuya cooperación que necesitan, sino que se percibe como abandono. ¿Alguna vez has notado que cuando le pregunta a un administrador para hacer algo que siempre encontrar una manera de hacer el trabajo para usted? Así que la mayoría de los maestros no lo hacen.
2. Ex-profesor de los administradores no tienen el negocio y las competencias legales, además de sus habilidades educativas para ejecutar eficazmente un negocio multimillonario en dólares de una manera eficiente.
3. El motor de la educación pública es el promedio diario de asistencia de dinero del estado que paga las facturas. La medida exclusiva de si el Estado paga es la presencia física y no si el estudiante se comporta o alguna vez se educa. Esto crea una brecha entre los profesores que tienen que tratar de enseñar a los estudiantes que son más de las veces años atrás nivel de grado y perturbador de las clases que se encuentran humillante, porque sus bajos niveles de cualificación hace objetivamente incapaz de ser contratado - algo que su administrador doesn ' quiero saber nada, "¿Qué te pasa, ¿no puedes controlar tu clase?" No, ¿verdad? Lo mejor un administrador va a hacer es enviarle a un seminario de gestión de la clase donde se le dirá que es el fracaso de la administración para asegurar la disciplina que hacen el trabajo de un maestro es imposible.

Ahora es tu turno. Publicar un factor de educación público presente que se adapte a la disfunción o decirme por qué no está de acuerdo con mi análisis.





 

 

I




Tags: ,

11

10 2010

No Comments

Leave a comment