PROPOSITION M- THE WRONG SOLUTION?

Red Car Pacific Electric.jpg(Mensaje se repite en Español)

While improving transportation is right up there with motherhood and apple pie, when it comes to things that most people are for, I am not so sure that Proposition M is the best solution for resolving what is the historically premeditated traffic nightmare that Los Angeles County has purposefully been allowed to become.

In the early 1950s you could stand on the corner of 3rd and Fairfax in from of the Farmers' Market and catch a Red Car down Fairfax to Venice and then out to Culver City and the beach. Or you could go in the other direction up to Santa Monica Blvd and onto a right of way that went through Beverly Hills between big and little Santa Monica Blvds. to the Westside.

These and other Pacific Electric Red Car routes throughout L.A. County were the "largest electric railway system in the world in the 1920s." And yet in a very short time with a General Motors eye on selling more cars in Southern California Pacific Electric's parts supply companies were bought up and this magnificent transit system was forced out of business.

But this destruction of a public utility facilitated by corrupt a governmental scam didn't end with the destruction of the Red Car. Over the years as L.A. continued to grow, no consideration was ever given to the already existing rights of way that the Red Car had left and that would be necessary to ultimately address the traffic nightmare that L.A. was rapidly being allowed to become for the sole shortsighted motive of financial greed that put making a buck ahead of making a liveable megalopolis.

Old super-wide Venice and Santa Monica Blvds were developed in a manner where their more than adequate median rights of way were destroyed for either building more car lanes or buildings like the Venice Library or an expanded Beverly Hills City Hall, which now assures that these streets can never be used for a rapid transit systems of the future.

As late as the early 1970s, Southern Pacific Railroad used to run its trains down Santa Monica Blvd. in front of my apartment near Westwood Blvd. as a condition for maintaining their right-of-way. Any thinking governmental transit authority could have seen this right-of-way would be necessary in the not too distant future to accommodate L.A.'s neverending population expansion. Any of you remember the train trestle that used to cross Beverly Glen in the not too distant past?

So now what Proposition M is asking of the voter is to raise the sales tax by .5% to fund yet another not-completely-thought-through uber expensive rapid transit project(s) that is sure to run billions over budget, with the belief that people who have historically always done the wrong thing are now somehow going to do what's right- do leopards really change their spots?

A few different ideas for dealing with an L.A. that is the logical traffic nightmare result of prior bad 20th century choices might be to consider some of the following alternatives before we leap into Proposition M:

- Driverless car technology is moving so fast that it might be with us before the 5 years it will take to get the Purple subway line extension to La Brea or the 20 years it will take to get it to Westwood and beyond. Would not investment in driverless car technology be more economically reasonable and less disruptive that what might be a significantly more expensive and outmoded subway or bus expansion?

Right now we have already seen disruptive years of tearing up of Wilshire for extending the Purple Line, I find that I can drive to Beverly Hills faster at rush hour on my bicycle than in a car or bus.

- The type of subway and bus system Proposition M seeks to build works in a city the size of Paris, where there is no place in the city that you are more than 5 minutes away from a Metro, RER, bus or SNCF (train) station. But Paris is a city you can walk across in about an hour. Where will an hour's walk get you from your house?

- Just before the Exposition line opened to Santa Monica it was mentioned that the temporary reduction of car traffic would last only about 3 years, before the levels of traffic would again be at the pre-Expo line levels.

With Internet and computer technology, how many of us really have to get into a car each day and go to work. How many people could do their jobs from home.

And what if Los Angeles was broken up into a multitude of municipalities like Santa Monica, Culver City, Glendale, Burbank and others where more city, country, state, and federal government services were offered at a local level.

In the final analysis, Proposition M will fail because it completely ignores the bad decisions our leaders made in the past at the behest of rich business interests- something that they are arguably doing again with Proposition M.

En Español

Mientras que mejorar el transporte es justo allí con la maternidad y el pastel de manzana, cuando se trata de cosas que la mayoría de la gente está para, no estoy tan seguro de que la Proposición M es la mejor solución para resolver lo que es la pesadilla tráfico históricamente premeditado que Los Angeles County ha A propósito se ha permitido convertirse en.

A principios de los años 50 usted podría colocarse en la esquina de 3ro y Fairfax adentro de del mercado de los granjeros y coger un coche rojo abajo Fairfax a Venecia y después hacia fuera a Culver City ya la playa. O usted podría ir en la otra dirección hasta Santa Mónica Blvd y en un derecho de paso que pasó por Beverly Hills entre grandes y pequeños Santa Monica Blvds. Al Westside.

Éstas y otras rutas del Pacífico Rojo Eléctrico Red en todo el condado de L.A. fueron el "sistema ferroviario eléctrico más grande del mundo en la década de 1920". Y sin embargo, en un tiempo muy corto con un ojo de General Motors en la venta de más coches en el sur de California, las compañías de suministro de partes de Pacific Electric fueron compradas y este magnífico sistema de tránsito se vio forzado a abandonar el negocio.

Pero esta destrucción de una utilidad pública facilitada por una estafa gubernamental corrupta no terminó con la destrucción del Coche Rojo. A lo largo de los años como LA siguió creciendo, no se consideró nunca los derechos de vía ya existentes que el coche rojo había dejado y que sería necesario para hacer frente en última instancia a la pesadilla de tráfico que LA se estaba permitiendo rápidamente para convertirse en el único miope Motivo de codicia financiera que ponen a hacer un dólar por delante de hacer una megalópolis habitable.

Los viejos súper anchos Venecia y Santa Mónica Blvds fueron desarrollados de una manera donde sus derechos de vía medianos más que adecuados fueron destruidos para construir más carriles o edificios como la Biblioteca de Venecia o un Ampliado Ayuntamiento de Beverly Hills, que ahora asegura que estos Las calles nunca se pueden utilizar para un sistema de tránsito rápido del futuro.

Tan tarde como los 1970s tempranos, el ferrocarril pacífico meridional utilizó para funcionar sus trenes abajo Santa Mónica Blvd. En frente de mi apartamento cerca de Westwood Blvd. Como condición para mantener su derecho de paso. Cualquier autoridad gubernamental de tránsito pensante podría haber visto este derecho de paso sería necesario en un futuro no muy lejano para dar cabida a la expansión intermitente de la población de L.A. ¿Alguno de ustedes recuerda el caballete del tren que solía atravesar Beverly Glen en un pasado no muy lejano?

Así que ahora lo que la Proposición M está pidiendo al votante es elevar el impuesto sobre las ventas en un .5% para financiar otro proyecto de tránsito rápido caro que no es totalmente pensado a través de uber caro que está seguro de ejecutar miles de millones sobre el presupuesto, La creencia de que las personas que históricamente siempre han hecho lo malo ahora están de alguna manera va a hacer lo que es correcto, ¿los leopardos realmente cambian sus puntos?

Unas pocas ideas diferentes para tratar con un L.A. que es el resultado de la pesadilla de tráfico lógico de anteriores malas elecciones del siglo XX podría ser considerar algunas de las siguientes alternativas antes de saltar a la Proposición M:

- La tecnología de vehículos sin conductor se está moviendo tan rápido que podría estar con nosotros antes de los 5 años que tomará para obtener la extensión de la línea de metro Purple a La Brea o los 20 años que se tardará en llegar a Westwood y más allá. ¿No sería la inversión en tecnología de automóviles sin conductor ser más económicamente razonable y menos perturbadora que lo que podría ser una expansión de metro o autobús mucho más costosa y anticuada?

Ahora mismo ya hemos visto años de desgarramiento de Wilshire por extender la Línea Púrpura, me parece que puedo conducir a Beverly Hills más rápido en horas punta en mi bicicleta que en un coche o autobús.

- El tipo de metro y sistema de autobuses La Proposición M busca construir obras en una ciudad del tamaño de París, donde no hay lugar en la ciudad que se encuentre a más de 5 minutos de un metro, RER, autobús o SNCF (tren) estación. Pero París es una ciudad en la que puedes caminar en aproximadamente una hora. ¿A dónde te llevará una hora de tu casa?

- Justo antes de que la línea de exposición se abriera a Santa Mónica, se mencionó que la reducción temporal del tráfico de coches duraría sólo unos 3 años, antes de que los niveles de tráfico vuelvan a estar en los niveles previos a la Expo.

Con Internet y la tecnología informática, cuántos de nosotros realmente tenemos que entrar en un coche cada día e ir a trabajar. Cuántas personas podrían hacer su trabajo desde casa.

¿Y si Los Ángeles se dividiera en una multitud de municipios como Santa Mónica, Culver City, Glendale, Burbank y otros donde más ciudad, país, estado y servicios del gobierno federal se ofrecieron a nivel local.

En última instancia, la Proposición M fracasará porque ignora por completo las malas decisiones que nuestros líderes hicieron en el pasado a instancias de los ricos intereses empresariales, algo que seguramente están haciendo de nuevo con la Proposición M.

No Comments

Leave a comment